jueves, junio 14, 2007

Soy Costeño, No Estúpido

-Cosa má Grande Caballero-





Sé lo que se siente. Todo aquel que ha nacido de Bucaramanga hacia arriba lo sabe. La puesta en escena va más o menos así: Un tipo con acento extraño se acerca y te dice: "Hey chico ajá", o "Hey cuadro!". El acento no se le parece a ningún acento de ninguna región Colombiana, el acento suena más como a Cubano coqueto, pero el personaje en cuestión no lo sabe.

Me refiero al típico idiota, a ese que cree que en una casa costeña se come pescado todos los días y que un Barranquillero, Cartagenero, Vallenato, Monteriano o Rioachero siempre está de fiesta.
Ese tipo, que suele ser Bogotano, se acerca siempre con un gracejo estúpido en mente, como con la certeza de que uno está pensando en la fiesta de esta noche o en el vallenato de moda.

Además sabemos, sin acudir a Napoleón Franco, que el 50% de los Bogotanos la monta de intelectual, intenta vestirse como intelectual y habla con talante seudo-intelectual. De manera que si uno no habla pausadamente, fuma con pose, se viste trapudo o con ese estilo preppy de facultad de Derecho Bogotana la tiene bien jodida. Hay dos opciones: Uno puede hacer de payaso o explotar sus eses relajadas montándola de Soulman caribeño al estilo Juan Del Mar.

Pero algunos no somos hombres gaira y no queremos serlo, a algunos no nos parece chic asistir en traje de fibra de fique a las reuniones sociales, a algunos, nacidos de Bucaramanga hacia arriba, nos tienen sin cuidado los éxitos de Silvestre Dangond y nos fastidia que se rían -de antemano- creyendo que siempre que abrimos la boca vamos a contar un chiste. Hasta esos cachacos con el cerebro destruido a punta de tropipop se creen con autoridad para suponer la condición de ignorancia supina del costeño promedio y reírse o aprovecharse de ella. Un bogotano suele comportarse, ante un costeño, como ese tipo de ciudad que sabe algo muy importante que uno ignora.

No quiero entrar en la eterna disputa cachacos-costeños, me importa un bledo si los cachacos creen que como arroz de coco todos los días para el almuerzo, tengo algunos buenos amigos que nacieron de Bucaramanga hacia abajo y me parece mera coincidencia que los únicos escritores cojonudos nacidos en Colombia hayan sido costeños. En realidad no creo que todos los cachacos usen media-calcetin con "motivo" para ir a la playa, no tengo la culpa de que mi equipo de fútbol se llame Junior (No obstante,  creo que Los Millonarios sería un nombre perfecto para un nuevo grupo dedicado al tráfico de estupefacientes). Soy un tipo prejuiciado pero odio los prejuicios (sobretodo cuando recaen en mi), así que, con un ánimo meramente enunciativo, propongo la siguiente fe de erratas:

-No conozco a nadie que haya tenido sexo con una burra.
-No he tenido ni he acariciado la idea de tener sexo con una burra,
-Nunca me han invitado a tener sexo con una burra,
-En las casas costeñas no necesariamente se come pescado todos los días.
-En las casas o fincas costeñas no necesariamente hay una burra.
-No todos gobpeamos la ele y la ere.
-Algunos costeños leemos cosas diferentes a Condorito.
-No todos los costeños tenemos un primo que toca acordeón.
-No todos los costeños nos sabemos las letras de las canciones de Diomedes.
-Los Inquietos y los Chichis no tocan vallenato en un sentido estricto.
-Nuestro acento no se parece al de la Habana.
-No todos los costeños tenemos un familiar político con papada.
-No todos los costeños hacemos trampa o ganamos las cosas con marrullería.
-No todos los costeños somos clasistas.
-No todos los costeños creemos en los apellidos.
-No todos los costeños hablamos con desparpajo o con "sabrosura".
-No todos los costeños somos incapaces mentalmente para estudiar o hablar de temas que a los cachacos les resultan "interesantes".
-En la costa norte de Colombia el vocablo "ajá" no se usa como respuesta a un interrogante en aras de esconder la ignorancia sobre la cuestión indagada o para eludir la pregunta, se usa para indicar que la respuesta es obvia o que sencillamente el interrogante planteado no tiene una respuesta concreta.

....

.....

¿?


25 comentarios:

  1. Tienes razón... soy rolo y a veces caigo en esas generalizaciones que mencionas sobre los costeños... lo voy a tener en cuenta.

    ResponderEliminar
  2. Un cachaco seria feliz al lado de un barranquillero, siempre y cuando el barranquillero le ayude a "levantar" viejas o llevar a la playa y decirle que no se ponga tanga narizona ni zapatillas de baño.

    ResponderEliminar
  3. Sí, todas esas cosas: las medias con motivo (usualmente con cuadritos), la narizona , las zapatillas de baño y el cilindrito ese de Foto Japón donde guardan la plata son parte de nuestro prejuicio. Pero serían buen tema para otro artículo. Esa sería otra lista interminable.

    ResponderEliminar
  4. Absolutamente toda la razon. Pero creo que los rolos somos un poco victimas (voluntarias) del aislamiento de las regiones. Desconocemos demasiado del resto del pais, no solo de la costa norte. Los prejuicios son pura ignorancia.
    Imaginese el caso de un Colombiano en el extranjero, que por venir de un pais suramericano, con costa en el Caribe y tal, inevitablemente queda marcado con muchas de esos rotulos atribuidos a los costeños. La misma vaina, hombre, o no?

    ResponderEliminar
  5. Veo un ejemplo muy claro del comportamiento cachaco en el que por medio de su insipiente superioridad ante las otras personas, no a logrado conseguir un exito realmente valorable.

    Juan Pablo Montoya un buen corredor automovilistico, mas no a marcado la diferencia. Este sujeto por medio de una cretinada de baja superioridad ante otras personas, nunca se fijo que el era el llamado por los cachaco "costeño corroncho", siendo el unico q lleva a toda la familia al sitio del trabajo y cuando le tocaba...

    ResponderEliminar
  6. trabajar en la sucursal mas glamurosa de la empresa, el único que mandaba a buscar un a un cheff para q li preparara un caviar-sancocho para festejar q estaba trabajando en Monaco.

    Y dicen q nosotros los costeños son corroncho-fiesterinos-borrachos!!!

    ResponderEliminar
  7. y lo mapas importante, no tenia amigos en el lugar de trabajo!!!

    ResponderEliminar
  8. Yo estoy de acuerdo en que ese tipo de prejuicios son pura ignorancia. El cachaco que cree que en la costa todo el mundo se viste de guayabera y nadie trabaja, el costeño que cree que los cachacos son incapaces para levantarse una vieja, el gringo que cree que en Colombia no hay carreteras y andamos en mula, el Europeo que se sorprende al ver a un latino con facciones de blanco.

    Los prejuicios "geográficos" en el fondo delatan, dicen mucho sobre el contacto que ha tenido una persona con otras culturas y sobre la superficialidad con la que esa persona aborda las diferencias culturales. Yo creo en eso firmemente y por eso me emputa, por ejemplo, un cachaco que supone que un costeño debe necesariamente ser alegre y extrovertido. Qué sustenta esa idea de que alguien que nazca en Barranquilla o Cartagena tiene la parte "alegre" del cerebro más desarrollada?.
    El caso de los rolos (algunos que conozco) me parece especial porque su "desconocimiento del resto del país" obedece a una especie de aire de superioridad citadino que los hace mirar a la "provincia" como de reojo. No les importa mucho en realidad si los costeños tienen un carnaval con una tradición de siglos sino que los costeños dejan de trabajar una semana al año para irse de juerga, se conforman con las ideas superfluas sobre los provincianos porque en el fondo creen que en Colombia lo que acontece afuera de Bogotá es superfluo. Y bueno, mirando por encima del hombro otras culturas uno no aprende mucho y la cabeza se llena de ideas pendejas, de prejuicios.

    Son vainas que emputan pero que en realidad a mi ya no me desvelan. Si alguien quiere pensar que todos los costeños movemos los hombros mejor o la tenemos más grande está en todo su derecho. Yo por mi parte tambien tengo uno que otro prejuicio que trato de esconder.

    Un Saludo,

    Pime

    ResponderEliminar
  9. Pime cambié la dirección de mi blog: www.this-is-julie.blogspot.com

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Vi que entraste a mi página, y sentí curiosidad por entrar a la tuya.
    Realmente, ese discurso sobre costeños y cachacos es extraordinario.
    No conocía nada de los colombianos, pero ha sido una agradable manera de introducirme en el tema.
    Cariños,
    Casandra

    ResponderEliminar
  11. NO TODOS LOS BOGOTANOS O DEL CENTRO NOS CREEMOS MAS. TAMBIEN SE ESTA PREJUICIANDO A LOS DEL CENTRO DEL PAIS, POR LO TANTO EL ARTICULO NO ES COHERENTE, EL AUTOR DICE Q NO LE GUSTAN LOS PREJUICIOS PERO EL SI PUEDE

    ResponderEliminar
  12. Lee con más cuidado.
    Mejor: LEE CON MAS CUIDADO.

    ResponderEliminar
  13. para anónimo: men...esto es un blog!!!! esto es completamente subjetivo!!! porq hablas de coherencia??? ami me resulta increiblemente coherente, pero, insisto, subjetivo...y esto pasa en tooodos los paises del mundo..
    andaluces Vs madrileños (o catalanes) los snobs parisinos Vs marselleses.... o los echaos pa'lante milaneses Vs los irremediables napolitanos
    por no mencionar a los yankees Vs rednecks
    total..en todos lados se presenta eso...

    en serio creen q comemos arró con coco to los dias?? y q nos sabemos toas las canciones de diomede? no me lo creo!! jaja...
    boh...creo q estoy impermeabilizado....
    salut a tots!

    ResponderEliminar
  14. Yo soy super Rola y tiene toda la razon con su comentario aunque aclaro que los costeños son "lO maximo!!!!

    ResponderEliminar
  15. Dichos los Bolivianos ke no tienen costas!!!! perezosos mama burra

    ResponderEliminar
  16. Soy bogotano pero me crié lejos de allí y he vivido casi toda mi vida en Barranquilla, así que no soy rolo ni costeño. Leí atentamente el articulo, según yo lo veo tienes toda la razón. No puedo hablar mucho del prejuicio cachaco ya que solo conozco el lado costeño del asunto, es decir, el del cachaco turista que viene de vacaciones y la interacción que tiene con el costeño, y es cierto el sutil desden que muestran los rolos cuando están aquí. Sin embargo tengo que decir que la imagen deformada del costeño que se lleva el turista del interior es en gran medida promovida por el costeño que lo recibe. Es una reacción rara. Uno ve al cachaco en sus cosas y al costeño en las suyas y no hay gran cosa que ver, pero cuando se juntan pareciera como si de repente ambos se transformaran en una extraña parodia de si mismos. El cachaco se convierte en un niño estúpido que lo quiere probar todo como si estuviera en el país de las maravillas y el costeño se convierte en el guía y servidor de los caprichos del cachaco.

    Contextualizo en el la circunstancia por excelencia de interacción entre ambos mundos, nuestro amado carnaval de Barranquilla, lo que quiere decir que lo que describo ahora es una circunstancia específica que no se puede generalizar, pero que marca enormemente la imagen que tiene uno de otro, sino la que mas lo hace.

    El cachaco se deja llevar… que las nenas, que aprenda a bailar, que el trago, que el mejor rumbeadero es tal… y todo es amor, pero cuando el cachaco regresa a lo suyo se ríe y cuenta lo bien que la paso con esa gente extraña y ordinaria, por su parte el costeño se burla del cachaco que baila como retardado, que la varilla, que se lo marranearon y le sacaron plata, en fin, todos gozamos y todos contentos. Un factor de mucho peso para que esto sea así, aunque no necesariamente siempre, es el comercio. El cachaco viene a gastar plata y el costeña a venderle, y no tiene que ser precisamente trago o viejas porque no todos quieren sacarle plata, sino que se le quiere vender la imagen del costeño alegre, y cuando el cachaco pregunta si es así todo el año, el costeño no le dice que sí, pero le dice que este es el mejor vividero del mundo y que la vida a aquí es mas sabrosa que la de allá. Esta es la imagen que se lleva el rolo, y es la que riega en su casa, una imagen absurda y prefabricada tanto por él mismo como por el mismo costeño.

    Esto es algo que uno ve aquí todos los años, no es una crítica, es algo que simplemente pasa, y no lo considero malo ya que el sustento principal de mucha gente para gran parte del año proviene del carnaval, es decir de los extranjeros, rolos, paisas, gringos, etc, son factores sociales consecuencia de la diversidad cultural de nuestro país, y que en mi opinión no son necesariamente o en su totalidad negativos. Además de eso hay que aceptar ciertas cosas, a una niña de por acá le llega un tipo con cara de vivir lejos y con acento extraño y la pelaita se le va de getas, y aquí mas de uno se haría matar por coronarse una cachaquita de esas blanquitas carita tierna. Así que en el fondo nos amamos. En cuanto a las leyendas del costeño escandaloso, del que rumbea a toda hora o de los mama burras pues si son ciertas pero no como la gente cree, no son cosas normales ni hacen parte del entorno, hay que ver el contexto en el que se dan.

    ResponderEliminar
  17. De acuerdo, me gusta esa idea: La Autoparodia.

    ResponderEliminar
  18. Estaba leyendo su lista, y me sorprendí al no encontrar un item más o menos así:

    -No todos los costeños nos levantamos tarde.

    ¿Olvido o la cosa es así?

    ResponderEliminar
  19. Hombre Pime, los perjuicios, las generalizaciones absurdas, las acusaciones dodgie no podrían ser más divertidas...
    TODOS LOS COSTEÑOS SON FLOJOS
    TODOS LOS CACHACOS HABLAN COMO CUBANOS CUANDO TRATANN DE IMITAR A UN COSTEÑO.

    Por qué preucuparse de algo tan entretenido cómo joder al prójimo en una batalla que en últimas nadie gana...

    ResponderEliminar
  20. Es que preocuparse también puede ser divertido.
    En efecto, esta nota está llena de generalizaciones absurdas y acusaciones "Dodgie".
    Usted tiene la razón. Eso puede ser muy divertido.

    ResponderEliminar
  21. Ajá cuadro. Aqui otro cachaco riendome de lo bueno...

    http://www.QuestToWealth.com

    ResponderEliminar
  22. de mi siempre se sorprendian cuando decia que Diomedez no era mi cantante favorito sino que me moria por black sabbath y ac/dc, ahora aca en españa no me creen que soy colombiana porque no hablo cachaco, soy morena y mas alta que el prototipo, asi como en bogota creen que los costeños somos flojos y mama burras etc, aca creen que colombia es solo pereira guerrilla y cocaina, prototipos hay en todas partes y a todos nos encanta andar repitiendo lo que nisiquiera sabemos, y yo ademas ya estoy cansada de decir que no soy cubana o venezolana y que la guerrilla nunca secuestro a nadie en mi familia.

    ResponderEliminar
  23. estoy de acuedo con el pelao.....la verdad es que somo costeño y mas na me impota las opiniones de los dema nuestro acnto es originaaaaaaaalllllllllll no tiene comparacion los cachacos son aburridos a diferenciaajajajaj somos alegres y parranderossssjjjjjajajajaj los cachacos son los que viven mas amargados sepan disfrutar la vidaaaaaaaa poer favoorrrr al maximo se los recomiendooooo a la gente que no piensa iguallllll....+++++[[[[[[[]]]]]]]}}}}}}}++++------¿¿¿¿¿

    ResponderEliminar
  24. los cachacos cuando bailan parecen que tuvieran una estaca en la colmna que no los deja moverse bien como los costeños por ejemplo parecemos un trompo cuando hay parrrandaaa sobre todo no en los carnavales y en las fiestas nobembrinas no creo que los cachacos disfruten de esta fiesta fiesta como lo hacen los verdaderos costenooo acuerdence originaleeeeeeeeeeeessss

    ResponderEliminar
  25. Me parece muy subido de tono y poco tolerante su escrito, ademas tiene muchos prejuicios, no podemos generalizar tan fuertemente y seguir contribuyendo a esa rivalidad tan absurda.

    ResponderEliminar

Su comentario aquí: