miércoles, febrero 04, 2009

Algunas Cosas Son Fotogénicas y Otras Son Feas

Algunas Cosas Son Fotogénicas y Otras Son Feas


Woody Allen dijo en una entrevista reciente que su obsesión por la belleza lo hacía un hombre muy superficial. Dijo, entre lineas, que el principal razgo de un superficial es su necesidad apremiante de asir cosas bellas todo el tiempo.

A mi, por ejemplo, me encantaría llenar este espacio de objetos que no sólo cumplieran su propósito básico sino que además se vieran bien. Prefiero los artefactos y los objetos que sirvan para hacer cosas y que además inspiren hacer cosas. Cuando compro algo no me duele pagar más si este algo se ve mejor, si este algo me robará la mirada y me alegrará la vida y me invitará a usarlo, a tocarlo.
Un objeto feo es como una mujer fea: Puede servir para su cometido perfectamente y hacerlo todo muy bién, pero al final termina aburriendote y robandote la inspiración.
Los Escandinavos saben esto desde hace rato y por eso ya superaron aquel paradigma que propugnaba por objetos fabricados sólo para funcionar. No es una coincidencia que el diseño de los países nórdicos sea la gran caca si se tiene en cuenta que el nuevo paradigma exige mucho más: Los objetos deben funcionar, funcionar más eficientemente y además deben verse bien, deben inspirar.

No creo que sea una idea descabellada si se piensa que los objetos son usualmente herramientas pensadas para el bienestar del hombre y que un hombre es por lo menos en parte el resultado de su entorno: de lo que ve, de lo que lee, de lo que toca, de lo que usa, de lo que hace.

Este pequeño espacio del mundo en el que me siento a diario ha tomado forma como resultado de una búsqueda de objetos hermosos. Ninguno ha sido bendecido por Christian Dior ni aprobado por Donatella Versace pero hacen de este lugar un sitio más acogedor. La gente saltará a las conclusiones, pero si alguien me acusa alguna vez de ser un hombre superficial intentaré refutarlo; revelaré mis razones o le diré, como último recurso, que soy como Woody Allen.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario aquí: